miércoles, marzo 10, 2010

Maderas...

En definitiva, estoy entusiasmado con mi tesis y mi servicio social, aprendo nuevas cosas en el taller de Paleobotánica, ñoñear con temas geológicos, paleontológicos, botánicos, etc., eso es muy satisfactorio para el lama (si la hay), todo trancsurría casi normalmente, pues tuve un aaburridísima clase de Ecología y no por que realmente lo fuera, sino que el flujo térmico y de gases no fue el adecuado para el aula, mucho menscon la puerta cerrada, la falta de oxígeno inducía ami cuerpo la búsqueda de descanso hasta que se dio la hora de escapar de tan terrible agonía, seguía cansado al salir de ahí y debía asistir de nuevo al Instituto para ver mis maderas fósiles, una parte de mi decía - No vayas, ve a casa y dedícate al ocio - Pero otra parte se negó, debía cumplir, además de que había quedado ya con el Dr. Cevallos de consultarle mis dudas. Encaminé mis pasos al lugar ya precisado, abría la puerta del laboratorio, dejé mis cosas ahí, salí de nuevo y me fui al baño a lavar la cara para despertar un poco, minutos después me encontraba llamndo al Dr. a su cubículo y la espera se hizo presente (el Dr. ya me había avisado) por lo que veía mis preparacioones y mi organizando mi tanda de dudas, sólo pasaron 15 minutos cuando el llegó el doc y me explicó todo lo que preguntaba, había sido iluminado ahora comprendo mejor varias cosas, eso me alivianó mi tarde-noche, salí de ahí a las 8 y como nunca antes, con una gran sonrisa que demostraba satisfacción conmigo mismo, había aprendido algo más, no sólo por mis maderas sino porque aprendí a consultar mis dudas...
Corte radial de Cocculus trilobus, Menispermaceae. En este corte se observan punteaduras.

2 comentarios:

Viridiana Lizardo Briseño dijo...

Así me pasa cada vez que voy a ver chapulines y cada vez que leo algo de escarabajos.
Somos unos freaks de nuestra área de estudio.

Green Dreamer dijo...

Si lo negara, sabría que es mentira jajajaja pero ¿Qué le haremos? Así somos jajaja...